El spot cuenta la especial relación entre un padre y su hijo, y cómo viven juntos la llegada de la navidad. A través de la imaginación del niño, descubriremos que su padre es un ser extraordinario, encargado de poner en marcha la Navidad. La fascinación del pequeño va en aumento, mientras escuchamos la canción “Creo que mi padre es un elfo”, creada especialmente para la campaña.

Con esta historia, El Corte Inglés quiere hacer un reconocimiento especial a todas esas personas que mantienen viva la ilusión en esta época del año, incluidos sus propios empleados.