Foto: Fabricio Mouzo, Estefanía Calderón y Sebastián Carames

Media.Monks estará reorganizando su estructura directiva en la región, en la cual Fabricio Mouzo asume como Manager Director en Argentina y Sebastián Carames la posición regional de Director Ejecutivo de Latinoamérica junto a Ignacio Liaudat. En esta nota Sebastián Carames, Latam Executive Director; Fabricio Mouzo, Managing Director de Media.Monks BA; y Estefanía Calderón, People Director de Media.Monks BA; dialogaron con Dossier sobre estos cambios y lo que representan para la empresa.

¿Cuáles son los cambios que Media.Monks está promoviendo?

Sebastián Carames: Estamos promoviendo cambios de liderazgo en todos los países donde estamos presentes en Latinoamérica. En Argentina, Fabricio Mouzo asume como Manager Director, trabajando al lado de un board de Directores formado por Agustín Berro, SVP Content; Estefania Calderon, Team Director; Mauro Giordano, SVP Data; Guillermo Morgan, VP of Tech Services; Daniela Ferrer, VP of Operations y Eugenia Masocci, Delivery Director. Fabricio Mouzo está en Media.Monks desde 2017 e inició su carrera en servicio de tecnología. A partir de enero 2022, asume el rol de Managing Director de Argentina y yo asumiré la posición regional de Director Ejecutivo de Latinoamérica al lado de Ignacio Liaudat. Somos los responsables de la región que cuenta con operaciones en Argentina, Brasil, Colombia, Chile, México y Uruguay.

¿Cómo queda conformado el equipo creativo?

El equipo creativo está más potente que nunca y esa potencia viene por desarmar la estructura hiper piramidal de otras épocas (y otras organizaciones). Tenemos a algunas de las mejores cabezas en las áreas donde son más fuertes. Pablo Tajer está al frente del Local Team, un equipo multidisciplinario que trabaja principalmente con nuestros partners locales. Pablo Vitale lidera el HUB de Social AOR, un team super versátil y multicultural enfocado en proyectos y clientes regionales/globales. Y Valentín Palma encabeza el team de Assets, generando contenidos para todo el mundo con un alto nivel de craft e innovación.

¿Por qué decidieron realizar estos cambios de estructura?

Sebastián Carames: Somos una empresa integrada y siempre nos enfocamos en establecer y fortalecer los pilares que creemos que son los más importantes para ayudar a las empresas que buscan su transformación digital y estos son: Contenido, Data&Media y Tech Services. Después de dos años de fusiones en varios países de Latam con jugadores destacados de la industria, estamos viviendo un momento de consolidación y fortalecimiento en la región.

¿Qué parte del negocio representa Buenos Aires para Media.Monks?

Sebastián Carames: Con más de 900 monks, Buenos Aires es una de las oficinas más grandes de Media.Monks. Hoy, nuestro foco está en el talento. Globalmente, es bien sabido que el trabajo que se produce en la región es de muy alto nivel, por lo que el equipo de Buenos Aires exporta trabajo para clientes de todo el mundo. Aproximadamente el 50% del talento (tech, creativo, content, producers) proviene de Latinoamérica, y una gran parte está en Buenos Aires. También trabajamos con clientes locales, entre ellos Spotify, Netflix y Mercado Ads, con quien conformamos Brand Lab, un modelo de colaboración que nos permite desarrollar creativamente a las marcas dentro de Mercado Libre

¿Cómo se integran los pilares bajo los que trabajan Data&Media, Contenido y Tech?

Fabricio Mouzo: Dado que brindamos una oferta end-to-end cada uno de los pilares pueden ser integrados de la manera que fuera más estratégica para el cliente. El journey de manual, sería comenzar con nuestros equipos de Data que permiten brindar insights para la toma de decisiones estratégicas sobre contenido, media y tech. Sin embargo, muchos clientes vienen a nosotros por la creatividad y luego descubren el resto de nuestras capabilities. Contamos con expertos a nivel global en cada uno de los pilares lo que nos permite garantizar la calidad de delivery, desde una campaña sencilla en Social Media hasta una App o productos y plataformas donde nos encargamos desde la user experience hasta el desarrollo always-on con nuestro equipo de tecnología. Podemos hacer desde films hasta eventos virtuales y presenciales, canales sociales, shows virtuales y más. Los pilares que tenemos son los que una empresa necesita si quiere avanzar en su transformación digital y virtualización de su marca.

¿Cómo están trabajando en desarrollos como gaming, web 3 y NFTs? ¿Qué espacio están ocupando estas tecnologías para las marcas?

Aunque están relacionados, cada uno de esos términos hace referencia a algo diferente. Web 3 es un ecosistema en línea descentralizado basado en la blockchain, y es considerado la próxima fase de Internet. Como tal, va a permitir que las plataformas y experiencias creadas en Web 3 no sean propiedad de un guardián central, sino de los usuarios, quienes serán actores fundamentales en el desarrollo y mantención de esos servicios. Para las marcas, Web 3 implica esencialmente un sistema en el que los consumidores desarrollan una conexión mucho más profunda con una marca al participar en el proceso creativo. Una de las formas en que los consumidores participan en el proceso es a través de los NFTs. Estos tókenes no fungibles orquestan la Web 3, permitiéndole a los consumidores poseer activos digitales que van desde imágenes, objetos e incluso propiedad virtual. Pero mientras que todo eso aún está en desarrollo, el gaming representa los productos de la virtualización que ya existen: en el último tiempo hemos colaborado con Pokémon para celebrar sus 25 años con un concierto de Post Malone en Fortnite, y con Reporters Without Borders para esquivar la censura periodística a través de una biblioteca universalmente accesible en Minecraft. También hemos desarrollado diversas experiencias dentro de Roblox, que es hoy una de las plataformas de videojuegos más populares y que ofrece un buen adelanto de cómo podría lucir el metaverso una vez que todas las experiencias estén conectadas. Cada uno de estos términos representa una pieza fundamental del futuro del metaverso, y cada uno de estos espacios, una oportunidad para que las marcas construyan una presencia en el mismo.

¿Qué implican para los equipos los cambios de estructura?

Estefanía Calderón: Para todxs los que somos parte de BA.Monks implicó movimiento y evolución. Un gran crecimiento para todxs, la empresa crecía y todxs crecíamos con ella a un ritmo super veloz. Empezamos el 2020 siendo +250 personas, y se sumaron a esta aventura +700 personas, lo que nos hizo duplicar el headcount por dos años consecutivos, y en un contexto muy particular: pandemia + mergers + hyper growth. Los colaboradores han tenido un papel muy importante en toda esta transformación. Por un lado, nuestros “legacy” se mantuvieron firmes y acompañaron este cambio con mucha dedicación, realmente fueron y son pilares clave en la conformación de este nuevo Media.Monks. Y por otro lado, cada persona que se sumó a la empresa en estos últimos dos años, ha demostrado tener lo que un Monk necesita, claramente no es lo mismo ser parte de un equipo o área que ya existe y está consolidado hace más de 50 años en la industria, que animarse a ser parte de algo nuevo y que se está creando right now. Por todo esto, la conformación de este nuevo leadership en BA es una pieza fundamental, si entre los que organizamos la empresa logramos hacer que nuestros objetivos conversen y vayan hacia una misma dirección, el éxito es asegurado. Y eso pasa en Media.Monks, el Board de Buenos Aires es un equipo de gente de jóven, profesional, apasionada y obsesionada con hacer de todo esto algo único e increíble para nuestrxs BA.Monks.

¿Qué valor agregado representa para la compañía pertenecer a un holding internacional y cómo influye esto en el negocio?

¿Pertenecer a un holding tradicional o a Media.Monks? En Media.Monks somos un solo negocio, global e integrado. No tenemos facturación interna. No está MM BA, o MM MX o MM NY o Londres pendiente de si llegan ellos solos a sus objetivos y según eso pase abren o cierran colaboraciones con otras oficinas. Nosotros tenemos soluciones, no países y las soluciones son, por definición, globales. Nuestros clientes y partners muchas veces son globales también y los acompañamos de esa manera. Alguien que está trabajando físicamente en BA o en Amsterdam es parte de un equipo que puede estar brindando soluciones en cualquier parte del planeta. Lo global no es solo la marca, sino el ADN de nuestro trabajo. Esto le brinda a nuestro talento la posibilidad de acceder a proyectos super interesantes así como de relacionarse con colegas de todas partes del mundo y por supuesto crecer. Por otro lado, por el particular momento en el que el grupo se encuentra (estamos en pleno proceso de Big Bang, expansivo) las oportunidades son inmensas. Tenemos Producers que fueron contratados en BA, que trabajaron proyectos en Arabia Saudita y ahora están manejando una marca global desde Londres. Y tenemos Project Managers que empezaron en BA y ahora están como MD en Hilversum. Estos no son casos puntuales ni algo que pase solo en BA, sino algo que se repite en cada una de las oficinas y soluciones. Y esto es bueno para nuestra talento y para el negocio.

¿Cuáles son sus perspectivas de crecimiento y los planes para 2022 en Argentina?

Fabricio Mouzo: El crecimiento no para. Solo en los tres primeros meses de este año sumamos más de 120 colaboradores y esperamos terminar el año con al menos 1300 BA monks. Este crecimiento va a atravesar toda la organización y a la vez se centrará en áreas especiales especialmente demandadas por nuestros clientes, como virtualización, NFTs y Data and Tech. Para hacer frente a este nuevo equipo estamos terminando de preparar lo que será nuestra Flagship office (5500m2.) y estamos analizando la posibilidad de abrir oficinas en el interior del país. Córdoba, Mendoza, Bariloche, Mar del Plata, son algunas de las ciudades que están siendo analizadas.