La diferencia salarial entre hombres y mujeres que ejercen la misma función es un hecho conocido que viene provocando debate y reflexión en diversas empresas, en los medios y en las redes sociales. Ahora la cuestión llegó al mundo de los e-Sports. Para entender mejor los efectos del fenómeno a largo plazo, Vivo y Gamers Club reunieron a jugadores del Counter Strike para una disputa tan desigual como la verificada en el mercado de trabajo. En la acción, en cada ronda uno de los equipos recibía un 32% menos que el adversario, exactamente la diferencia media en la remuneración de hombres y mujeres. El resultado fue sorprendente y reflejó los impactos observados en el mundo real: al final del juego, el equipo perjudicado terminó con una desventaja del 62,5%, más de 30 puntos porcentuales por encima del desequilibrio inicial.

La iniciativa, bautizada como "e-quality", reunió a algunos de los más consagrados gamers de Brasil para impactar al público que tiene el deber de cambiar esa realidad: los jóvenes. La cantidad reducida dificultó la compra de los principales elementos del juego, algo esencial para garantizar una disputa justa entre los equipos. Con menos dinero y, consecuentemente menos equipamiento, el equipo afectado fue poco a poco perdiendo su capacidad de competir de forma justa. Así, incluso con el refuerzo de Lincoln "FNX" Lau, seis veces campeón mundial de la categoría, el equipo B perdió la disputa. El equipo A venció por 16 a 6, una desventaja porcentual del 62,5%. Es decir, los pagos menores traen, a lo largo del tiempo, consecuencias mucho mayores.

La acción está siendo compartida por los principales influyentes del área de juegos, por Gamers Club, la mayor empresa de desarrollo de la comunidad de e-Sports de Brasil, y por Vivo, que patrocina a Vivo Keyd, un equipo de e-Sports del que las jugadoras Gabs y Shay forman parte. Es posible ver todo el contenido y la reacción de los participantes en el sitio www.equality4change.com.br. Gamers Club ya había demostrado su compromiso en la causa al anunciar que el campeonato Brasil Game Cup, apoyado por el grupo, pasará a premiar a mujeres y hombres por igual.