La era de los viajes ilimitados y de itinerarios iguales para todos está llegando a un final. Mientras la industria intenta volver a encontrar un balance, las marcas se verán forzadas a cambiar su foco de alto volumen a alto valor.
Durante décadas, el turismo fue definido por el volumen. Itinerarios predecibles y vuelos con tarifas bajas atrajeron a las masas, representando un costo para nuestros más queridos destinos y su gente. Pero mientras el mundo está buscando nuevas escapadas post-vacuna, el informe predice que una era más verde, inteligente y deliberada está cerca.
“La pandemia cambió drásticamente los viajes de negocios y de placer como los conocemos y un tiempo alejados de ellos nos demostró que estamos listos para un reset”, dijo Agathe Guerrier, Chief Strategy Officer, TBWA\Worldwide. “Mientras el volumen de los viajes posiblemente se mantenga a niveles bajísimos, hay muchas nuevas oportunidades para que las empresas agreguen valor al rubro. Como suele suceder, las empresas que cumplan un rol en darle forma al futuro serán las que se aseguren un lugar en él”.
El reporte impulsado por la inteligencia cultural del colectivo, desbloquea cuatro oportunidades de crecimiento disruptivo relacionado a los viajes y enumera formas específicas en las que las empresas pueden accionar, ya sea alcanzando a audiencias que aún no han sido alcanzadas, incorporando nuevos servicios o invirtiendo en innovación de productos.
  1. La gran redención: Una forma más consciente de hacer turismo equilibrará la balanza nuevamente y tendrá en cuenta al lugar y a su gente, tanto como al viajero. Explorar cómo el anti-turismo, las restricciones responsables y la inteligencia artificial harán un reset al rubro.
  2. Vivir sin anclas: Mientras cambiamos de un modelo de “unas vacaciones” a uno de “siempre en movimiento”, las compañías de turismo estarán obligadas a ofrecer una vida que vaya con la corriente. Aprender cómo el trabajo remoto, los conserjes nómades y los paquetes flexibles abrirán camino hacia un nuevo modelo de viajes de negocios.
  3. Un giro hacia adentro: De cara al futuro, los viajes mentales, las experiencias culinarias interactivas y los servicios basados en la evidencia serán la pauta de una escapada verdaderamente transformadora.
  4. Destino desconocido: La búsqueda de nuevas fronteras va a redefinir las aspiraciones en materia de viajes. Explorar cómo las escapadas de placer, los destinos en el fin del mundo y la capacidad de crear tus propias aventuras virtuales traerá magia a los viajes.
"Muchos países de Latinoamérica viven del turismo y, desde la llegada de la pandemia, la industria fue una de las más golpeadas de la región. Con el avance de la vacunación y la flexibilización de medidas, estamos volviendo a viajar pero ya no es lo mismo. Estos dos años de encierro nos han permitido, tanto a viajeros como a las empresas del sector, identificar todo lo que hemos estado haciendo mal y pensar que el futuro de los viajes puede (y debe) ser mejor. El foco está en el valor, no en la cantidad, en el impacto positivo que tanto viajeros, locales y la industria puede recibir. Una industria y viajeros más conscientes, harán que todos ganemos en el proceso", agregó Cecilia Vallini, Cultural Strategy Director en TERANTBWA\ y Backslash Regional Lead.
El reporte nació luego de meses de investigación cualitativa y cuantitativa, planificación estratégica y colaboración entre 44 Spotters Culturales de 26 oficinas de TBWA alrededor del mundo.