Bajo el concepto "Los huevos se rompen, la familia se une", el comercial muestra ese momento tan esperado y especial que es cuando, en familia, rompemos los huevos de chocolate y nos sorprendemos con los rellenos.