En los últimos años, numerosos monumentos históricos en el Oriente Medio han sido destruidos por diferentes guerras. Esta pérdida cultural tiene un impacto aún más significativo para las nuevas generaciones, que nunca podrán visitar o tener contacto con los patrimonios afectados. Pensando en ese escenario, se desarrolló el proyecto History Blocks que cuenta con el apoyo de la UNESCO. La iniciativa se realiza a través de Minecraft Education Edition, plataforma de Microsoft con carácter pedagógico utilizado en escuelas alrededor de todo el mundo. El proyecto tuvo colaboración de profesores que orientaron a través de un plan de clases la construcción colaborativa de monumentos destruidos por la guerra en Oriente Medio y que ya fueron proyectados en la plataforma.

El estreno de History Blocks tuvo lugar en febrero de este año en la Escuela Bosque, ubicada en la zona sur de São Paulo, que fue elegida para recibir el prototipo del proyecto y probar la aceptación de la iniciativa por los alumnos. Con éxito, las recreaciones digitales de dos grandes monumentos fueron 100% completadas por los estudiantes en unas dos semanas.

"Es sorprendente ver el nivel de envolvimiento de los alumnos con el proyecto History Blocks. Al mismo tiempo que resuelven desafíos complejos de geometría, lógica y abstracción, es posible ver cómo se interesan por la cultura y las historias detrás de los monumentos y de su devastación Para muchos de ellos, fue la primera vez que conceptos como destrucción cultural y opresión ideológica fueron presentados y, con ellos, mostramos la importancia de la preservación de los patrimonios de la humanidad", dijo Silvia Scuracchio, directora pedagógica de la Escuela Bosque.

El proyecto ya está presente en escuelas en más de 30 países. Cualquier escuela que utilice Minecraft Education Edition podrá acceder al plan pedagógico, que en principio está en idioma inglés. 

El plan pedagógico fue desarrollado con el apoyo del profesor Francisco Tupy, uno de los principales especialistas en Minecraft en Brasil y referencia en la aplicación de juegos como método para perfeccionar la enseñanza.

"La tecnología es un instrumento para transformar la educación y traer a la superficie metales antes inimaginables de enseñanza. El proyecto con la Unesco abre una nueva posibilidad para que los alumnos de todo el mundo estudien obras importantes de nuestra historia", afirmó Daniel Maia, gerente de programas académicos de Microsoft Brasil.