Comunicado de Personally

  • 12/03/2018

A raíz de la crisis que se desató en la consultora por las denuncias que se hicieron públicas en los últimos días, la empresa anunció que Marcelo Altuna dejará las gestiones ejecutivas de la compañía hasta tanto se aclare su situación

Este es el comunicado que lleva la firma de Alicia von der Wettern, Presidente de Personally:

Quiero informarles que hemos decidido de común acuerdo que Marcelo Altuna se aparte de las gestiones ejecutivas de la compañía, hasta tanto se aclare su situación.

Con el apoyo de todos los equipos de Personally, estaré llevando adelante la conducción de la agencia y la dirección estratégica de las cuentas. Como dice el comunicado anterior, la prioridad es preservar las fuentes de trabajo de la consultora y establecer los mecanismos internos necesarios que garanticen la aplicación de las mejores prácticas laborales.

 

Previamente la consultora había publicado el siguiente post:

A partir de los comentarios críticos hacia la empresa y hacia algunos de sus directivos y ejecutivos originados en las redes sociales, nos comprometemos a revisar exhaustivamente cualquier tipo de conducta que pudiera estar reñida con las buenas prácticas laborales y a corregir cualquier desviación.

Es importante destacar que nuestro objetivo prioritario es garantizar las fuentes de trabajo y las condiciones para que los casi 50 profesionales que actualmente forman parte de la empresa puedan seguir dedicando su talento, pasión y energía a brindar a nuestros clientes el mejor servicio en un marco laboral estimulante, en equipo y con respeto.

Es por eso que decidimos abrir un canal de comunicación para tener contacto directo con cada uno/a de ustedes. Podés escribirnos a aliciavdw@personally1.com.ar.

Estaremos informándolos sobre los avances

 

Por su parte, el Consejo Profesional de Relaciones Públicas, sin mencionar directamente el caso, había publicado el siguiente comunicado:

Normas de conducta en nuestra profesión

El Consejo Profesional de Relaciones Públicas de la República Argentina repudia cualquier comportamiento contrario a los estándares de ética que promueve la institución.

Como organización referente que nuclea a los profesionales en comunicaciones institucionales y asuntos corporativos del ámbito público y privado de nuestro país, tenemos como objetivo promover el correcto desarrollo de nuestra disciplina en contextos laborales sanos y competentes que se traduzca en capital intangible para el crecimiento de nuestra profesión y de todos los socios que la integran.

Por eso, el Consejo rechaza cualquier práctica que dentro del ámbito laboral tenga vinculación con la discriminación, el acoso, el maltrato o el abuso de poder de cualquier tipo que, sin importar el motivo, avasallen la libertad, la independencia de pensamiento, el respeto, el derecho individual, la igualdad de oportunidades, el marco normativo y el desarrollo profesional.

Invitamos a todos los socios a discutir estas temáticas con la seriedad que exige nuestra profesión y a seguir los casos según los procesos que ofrecen los organismos estatales, exige la legislación vigente y demanda nuestro código de ética.

Asimismo, estimulamos la difusión de los ejemplos de prácticas responsables y promovemos que se otorgue visibilidad a aquellos casos que vayan en sentido contrario. Buscamos además que las preocupaciones que hoy se encuentran presentes en la agenda pública tengan una debida discusión en el ámbito de nuestra institución para poder así encontrar prontos caminos de solución que fortalezcan a nuestra profesión.

Por eso, estamos trabajando, a través de nuestro pilar de Fortalecimiento Institucional, en la actualización de nuestro Código de Ética para que este contemple las controversias que pueden encontrarse en la actualidad y sancione a los miembros que lo contradigan. Además, pretendemos proveer herramientas para que los socios presenten sus denuncias y puedan obtener un asesoramiento adecuado. Finalmente, queremos promover foros de discusión en los que se ofrezca un espacio de intercambio y conocimiento sobre estas temáticas entre los profesionales de nuestro sector.

El ejercicio de la actividad profesional debe enmarcarse en los valores de libertad, justicia, dignidad humana y respeto por los derechos individuales y colectivos consignados en la Constitución Nacional, brindando los servicios que la especialidad genere en cualquiera de los campos de la sociedad y que propicien el progreso, la solidaridad y el bienestar general.